Logo de Ortodoncia Brais Andújar Villar en A Coruña

Yo tenía sonrisa gingival


"Como puedes ver yo tenía sonrisa gingival, cada vez que sonreía la encía superior se veía demasiado.

Soy una persona alegre y me gusta sonreír, pero me sentía tan mal debido a este problema estético que incluso llegué a reprimir mi sonrisa.

Realicé varios tratamientos sin resultado, hasta que por fin encontré la solución definitiva."

Estas palabras de Sandra definen a la perfección la sonrisa gingival y expresan muy bien los sentimientos de la persona que la padece.




Causas de sonrisa gingival con solución sencilla

En la mayoría de los casos la sonrisa gingival es una cuestión puramente estética que tiene fácil solución.

Una solución que es diferente según la causa que la origina:

Resección del contorno de la encía (Gingivectomía), cuando la sonrisa gingival es debida a que los dientes superiores han quedado cubiertos, tapados por un exceso de encía.

Infiltraciones de Botox en el labio superior, cuando la causa es un labio superior corto o que se contrae excesivamente al sonreír mostrando demasiada encía.

Ortodoncia, cuando la sonrisa gingival se produce porque los dientes superiores están en una posición tan baja que al sonreír se ve mucho la encía.



Causa de sonrisa gingival con solución más compleja

Pero el caso de Sandra era más complejo, había intentado algunos tratamientos previos sin obtener el resultado deseado.

Su sonrisa gingival era debida a que el maxilar superior era demasiado grande en altura y esto sólo se puede solucionar mediante cirugía ortognática combinada con ortodoncia.

La técnica quirúrgica consiste en una impactación o elevación del maxilar superior para "esconder" parte de la encía debajo del labio, de modo que no se muestre tanta al sonreír.



Sonrisa gingival con incompetencia labial

La sonrisa gingival de Sara además del problema estético acarreaba un problema funcional.

Sus labios en posición de reposo quedaban abiertos, es lo que se conoce como incompetencia labial.



La incompetencia labial obliga a la persona a contraer (arrugar) el mentón para juntar los labios y poder cerrar la boca.

Si no se corrige es un factor de riesgo para padecer inflamación de las encías (gingivitis).



Solución de la sonrisa gingival, imágenes de antes y después

En el caso de Sandra el tratamiento consistió en:

• Una 1ª fase de ortodoncia

• Una 2ª fase de cirugía ortognática

• Una 3ª fase de ortodoncia


En las siguientes imágenes del antes y el después puedes comprobar como la sonrisa gingival y la incompetencia labial quedan solucionadas.

Ten en cuenta que una sonrisa gingival moderada es signo de juventud y estéticamente aceptada en mujeres.




Hay que ser cuidadoso al corregir la sonrisa gingival ya que con el paso de los años los tejidos tienden a caer.

Si la corregimos demasiado, lo que un principio puede parecer ideal, con el paso del tiempo puede convertirse en el problema contrario, enseñar muy pocos dientes al sonreír o enseñar en exceso los dientes inferiores.

A Sandra le dejamos un par de milímetros de encía expuesta y como tiene unos dientes de muy buen tamaño no tendrá este problema en el futuro.





Es importante corregir al mismo tiempo la incompetencia labial, puesto que además del problema estético que causa, predispone a la inflamación de las encías.

Nada hubiese sido posible sin la colaboración y la fuerza de voluntad que Sandra demostró a lo largo de todo el tratamiento.

¡Muchas gracias Sandra!

La fase quirúrgica de este caso ha sido relizada por el Dr. José Ferreras Granado.







Quizás te interese:

Mordida profunda

Caso de mordida profunda